martes, 21 de mayo de 2013

Si cortarle la cabeza a la Gorgona, de Wenceslao Maldonado -

I.
 
ser perseo es demasiado incómodo / el cambio de un paisaje / el mapa en la guía de turismo / los retratos que se ven o se adivinan / y fuegos de la tarde juegos / que arde adivinar presencias y distancias / lo que baja sobre el mar egeo / surge entonces ser perseo / es demasiado absurdo hoy por hoy / alucinaciones / rojos de colores vivos / bermellones carmines púrpura escarlata / busco el nombre exacto para los corales del fondo / en escenarios que pasan y me atrapan / en el mediterráneo diccionario de tonos / con los ojos hechos sorpresa / ver la muerte misma lo sublime / cómo ser perseo feliz en el extremo / de esta agua irse / y de vez en cuando regresarse
 
XII.
 
pero no soy perseo más que a ratos / porque me falta el cuerpo sutil del vuelo / y algo más envejecí esperando / acaricio mi panza prominente toco mi barba blanca / entretengo mi falo fláccido de pena / entre distancias zeus viene a la noche / se empecina en revisarme los deberes / me obliga a levantarme de la cama para doblar la ropa / en cada percha pantalón y camisa de sonámbulo / hasta la sospecha de que ando en cosas turbias / con toquetearme el sexo no se debe / hay que lavarse los dientes hay que lavarse las manos hay que bañarse / por mandato de un dios omnipotente y avemaría / habría que llorar por no poder ser perseo todo el tiempo / en vuelos en corridas en viajes y distancias / de otro cielo y otra tierra padrenuestro
 
 
 
(de "Si cortarle la cabeza a la Gorgona", de Wenceslao Maldonado, edición bilingüe, 2012, título Nº 46 de Vela al Viento Ediciones Patagónicas, Comodoro Rivadavia)